A veces te inspiras y…

Y Sí. Cada vez lo tengo más claro. 
Lo mejor de la vida es el trailer antes de la película. Lo mejor es cuando ves los relámpagos antes de que comience a llover. Lo mejor es el dolor de estómago de cuando esperas que te den una noticia. Lo mejor es cuando te compras el modelito para la ocasión especial, y lo sabes. Lo mejor es ese momento previo a un primer beso, cuando sabes que va a pasar, pero no estás cien por cien segura, pero sí, pero no, y entonces pum. Lo mejor es el preparar la mochila antes del primer día de colegio, ponerte los tacones y andar por el pasillo pensando en tu gran noche, hacer la maleta con lo justo y necesario. Y echar a volar.
Lo mejor es el antes de.

La adolescencia a los casi treinta. 

Los chupitos de tequila. 
 Lo mejor, sin lugar a dudas, es tener una ilusión, sea cual sea.
Porque vivir con los ojos abiertos está bien, pero resulta que yo soy más de las que viven con la imaginación. Sí. Me caigo de la cama de tanto soñar. Y si algo puedo hacer por ti desde aquí, seas quien seas, es desearte eso: que te caigas de la cama de tanto soñar.
Te deseo que sepas con quién salir, con quién bailar, con quién compartir tantos sueños. Que sepas distinguir quién se quedará y quién será ave de paso. Porque ya no tenemos quince años. Te deseo que te enamores. De verdad. Que seas valiente. Que te atrevas. Que ceda tu muro. Que enseñes tus cartas. Porque esconderlas sólo genera desconfianza, y de eso ya has tenido bastante, ¿verdad? Muéstralas. Ponlas sobre la mesa. Quien no quiera seguirte en el juego, se irá, pero quién aprenda a adorar esos estúpidos rectángulos de cartón tan tuyos, no se marchará.
Te deseo que sepas que lo único importante es la inocencia, y la sencillez. No te las quieras dar tan de listo. No quieras ser tan especial, tan guapo, tan moderno. Al final, somos todos lo mismo, y lo realmente especial es tener a alguien con quien alargar los cafés.
Te deseo que seas feliz. Que disfrutes del camino. Que nunca dejes de caerte de la cama. Que nunca dejes de soñar.

2 respuestas a “A veces te inspiras y…”

  1. A vosotras por leerme!! muaaaaaakk

  2. Qué bonito Ana, muchas gracias por dedicarnos estos posts.

    Un besazo

Deja un comentario